domingo, 3 de marzo de 2013

La Asociación de Usuarios de la Comunicación advierte contra el intento de impedir a los ciudadanos la copia privada de contenidos de la que ahora disfrutan legalmente


AUC advierte que se está configurando un nuevo marco legislativo en materia de propiedad intelectual que puede ser muy perjudicial para los usuarios.

LAEDICION.NET.-La Asociación de Usuarios de la Comunicación ha mostrado su preocupación ante las propuestas para restringir al mínimo la posibilidad de los ciudadanos de copiar contenidos en la red de forma legal y sin ánimo de lucro, que les reconoce la actual legislación de propiedad intelectual y que, según algunas filtraciones se estaría pensando en eliminar a través de un cambio normativo.

AUC recuerda que diferentes iniciativas legales en 2011 y 2012 han acabado con el llamado “canon digital”, sustituyéndolo por un modelo en el que la compensación a los autores  y otros titulares de derechos por la existencia de la copia privada se hace con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. El hecho de que la estimación de esa compensación se haya reducido en más de un 90% (la cantidad a pagar pasa de 113 a 5 millones), lleva a pensar que se intentan cuadrar las cuentas dejando fuera del derecho a compensación la mayoría de los contenidos que hasta ahora era lícito copiar para uso privado y sin ánimo de lucro.

La Asociación de Usuarios de la Comunicación considera que el nuevo modelo de compensación por la copia privada a través de los Presupuestos Generales del Estado no es el más adecuado en un momento de crisis económica como el actual, en el que se está produciendo drásticos recortes en ámbitos fundamentales como la sanidad o la educación. AUC señala que este modelo es más indiscriminado que el canon digital, puesto que obliga al pago por derechos de propiedad intelectual a sectores de la población que no utilizan soportes ni equipos digitales, y que tampoco realizan en ningún caso copias privadas. Además, no queda clara su adecuación a la normativa comunitaria, al desvincular la responsabilidad del pago del perjuicio que pueda producirse derivado de la copia.

La Asociación considera finalmente que la sustitución del canon digital por el pago a través de impuestos vuelve a convertir a los ciudadanos particulares en los únicos “paganos” de esos derechos de propiedad intelectual, en lugar de diseñarse un modelo en el que sean los que se lucran, y mucho, gracias a la posibilidad de copia privada (la industria de las TICs y los operadores de telecomunicaciones), los que asuman esa compensación.

No hay comentarios: